Guía para enoturistas principiantes

La Ribera del Duero en los medios

Estupendas advertencias para quienes se sienten primerizos en al apasionante mundo del enoturismo. Léelo completo en Traveler.es

Es muy probable que este año seas una de esas decenas de decenas de miles de personas que visiten una bodega en España. Haces bien. El enoturismo no deja de ser la sofisticación del turismo rural y la desesnobización del mundo del vino. O sea, una fantástica segunda oportunidad que darle al campo y a las vides. Por eso, ante los temores que pueden originar el bautizo o desvirgamiento, aquí va esta guía para no tener fobia a la sala de barricas.

1. NO TEMERÁS NO SABER

No, no hay que saber absolutamente nada. Ir a una bodega en plena adultez es volver a hacer una excursión escolar. El esqueleto es el mismo: viaje en carretera, con amigos y/o novia a un lugar donde hay un tipo que lo único que quiere es contarte cosas que no sabes. El homenaje gastronómico de después ya sí que es diferente, pero para eso se crece.

 

[LEERLO COMPLETO]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *